Desde el puente de los sueños (2)

Mi amigo Carlos González me ha regalado una entrevista que ha publicado en la revista Ecclesia el día 18 de marzo del presente año. Me ha removido las entrañas el leerla y he decidido compartirla con los amigos. Ahí os la dejo.file-page1

file-page2

file-page3

file-page4

file-page5

Desde El Puente de los Sueños (1)

navidad-felicitacion-2016

Volver a escribir no me ha sido fácil, porque al salir de Sierra Leona, África, se cerró una etapa importante en mi vida, otra más. Necesitaba poner distancia física y psicológicamente. No digo afectivamente porque eso es imposible. Dije en su momento que África te enamora y te va matando poquito a poco. Y el amor, si es auténtico, es para siempre. Sigue leyendo

Feliz Navidad

Navidad 2014

Os debo las últimas noticias que publicaré cuando los doctores me liberen definitivamente de mi semi aislamiento. Gracias a todos los que nos habéis regalado a mí y a mi pueblo vuestra oración y  vuestro cariño. “El misterio de Dios escondido en lo secreto de los siglos eternos” se nos revela en un niño que nos invita a la ternura y al abrazo. Que El os bendiga a todos.

Feliz Navidad

Estoy  con mi familia disfrutando de su cariño y cuidados. Os debo un par de entradas que publicaré en unos días, pero no quería que os faltase mi felicitación en un tiempo tan especial. Un tiempo en el que “el misterio de Dios escondido en lo secreto de los siglos eternos” se nos hace niño y nos imvita a la ternura y al abrazo. Gracias a los que rezasteis por mi y por mi pueblo.

Navidad 2014

Cuando la vida duele (8): Sonreír en los tiempos del Ebola.

IMG_3489

Miradles a la cara y asomaros a sus ojos. Adama, Ibrahim y Sheku son niños, simplemente niños, y podrían jugar en estos momentos en cualquiera de nuestros parques. Fijaros en su sonrisa por favor, porque sonreír en los tiempos del Ebola es un milagro. Regresé a casa llorando solo de pensar en que el virus se la podía robar en cualquier momento. No saben y nunca sabrán de turrones, ni de árboles de Navidad. Tampoco de Reyes Magos, Olentzero, o Papá Noel. No sueñan con que la Lotería de Navidad cambie sus vidas, por muy bonito que sea el anuncio con el que este año nos la quieren vender. En la lotería de la vida, a ellos les tocó nacer en Kamasikie y con lograr sobrevivir tienen ya suficiente. Me da vergüenza no abrazarlos, sonreírles y tener que oír Grandpa a dos metros de distancia. La suficiente para que no me contagien el virus terrible que envenena su sangre. Hoy la ternura casi vence al miedo, pero Desmond al ver mis intenciones me gritó que por favor no lo hiciese, que no ganaba nada contagiándome yo. Sigue leyendo