Desde el puente de los sueños: el Buen Pastor

abre-diócesis-de-el-paso-albergue-para-migrantes-centroamericanos

Hay momentos en los que callarse nos hace cómplices de la injusticia. El silencio, por cobardía, llega a ser pecado, si cuando ves a tus hermanos sufriendo, no dices nada. Por eso, se siente una inmensa alegría y es motivo de orgullo el que tu Pastor, el Obispo Mark J. Seitz, se comprometa públicamente y de la cara por los más indefensos, los migrantes que llenan nuestra frontera. Sigue leyendo

Anuncios

Desde el puente de los sueños: nostalgia

nostalgia

Alguien me ha pedido que incluya en este blog las cartas que fueron publicadas en la página web de mi Provincia Religiosa.

Recordar es darle vueltas a algo no en la cabeza, sino en el corazón, y se que a Sierra Leona siempre le daré vueltas en mi corazón. Voy a intentar que las entradas ocupen el lugar cronológico que les corresponde, porque en ellas relato mi llegada a Sierra Leona y mis primeras experiencias en aquel País.

Cuando comencé a escribir, nunca me gustó repasar lo escrito para corregirlo y que fuese más correcto gramaticalmente. Preferí dejar aflorar los sentimientos de ternura, de dolor, de ira…, tal como los sentía en las circunstancias que vivía en esos momentos. Se que después de una reflexión serena, mucho de lo escrito no se hubiese editado, pero preferí que fueseis testigos de la vivencia espontánea y sin adornos literarios.

Así que, con vuestro permiso, copio y pego.

Desde el puente de los sueños: Rene Gonzalez, El Caballero de Olmedo

El P Rene

Quiero cerrar el año saldando una deuda que debo hace mucho, yo diría que demasiado tiempo ya. Se trata de una declaración pública de admiración y amistad al Caballero de Olmedo del siglo XXI: Rene Gonzalez.

La mayoría de nosotros conoce la trama de la obra de Lope de Vega, puesto que la estudiamos en literatura: Don Alonso, un noble caballero de Olmedo , va a la feria de Medina junto con su sirviente, Tello. Allí, ve a una hermosa dama, doña Inés, de la que se enamora. Solo hay que cambiar el nombre de Alonso por el de Rene, y el de la dama por Sierra Leona, puesto que es de Sierra Leona de quien se enamoró Rene. Y su amor por dicho País fue tan intenso como el de la obra.

Lo bueno es que hablamos de una amistad y una admiración correspondida. En mi familia se le quiere, y a mi me quieren en la suya. Cada visita a Olmedo se convertía en una comida como de boda.

Es cierto que la desgracia y el dolor unen a las personas. Hay experiencias vividas juntos que nos han marcado para siempre y, del mismo modo, nos han unido para siempre.

Hace poquito formé parte de un retiro ACTS en El Paso, y hasta allí llegó gracias a la alcahuetería de Clau y Cecy una carta de René dándome aliento en la misión encomendada. Os la copio literalmente para que entendáis el tipo de relación que nos une y por lo que pasamos juntos. Y no lo hago para darme autobombo, porque nunca antes hablé de ello, ni se lo conté a nadie. Ha sido Rene quien recordándomela me ha sacado las lágrimas y explicado de alguna manera la amistad que nos une. Sigue leyendo

Desde el puente de los sueños: ¿Feliz Navidad?

Nacimiento campo refugiados

Hoy recordé un villancico que cantábamos en los asilos en tiempos de tuna y juventud y que siempre hacía llorar a los ancianos:

              “Ay que triste es andar por la vida por sendas perdidas, lejos del hogar,                                   sin oír una voz cariñosa que diga amorosa llegó Navidad”. Sigue leyendo

Desde el puente de los sueños: ¿Puente o muro?

Rio Bravo

En estos días, los migrantes están de moda. Lo siento así, porque han sido varias las personas que me han pedido, al vivir en la frontera, que cuente lo que veo y lo que se comenta por aquí. La tecnología nos acerca a la noticia con un grado de inmediatez que casi, casi, nos sentimos protagonistas del gozo, o de las tragedias ajenas. Pero esa misma avidez por estar informado hace que ni la peor desgracia aguante en la cresta de la ola más de un par de días. Necesitamos tragedias nuevas, en continentes nuevos, para alimentar nuestro deseo de actualidad. Sigue leyendo