Jesús Malo, Enrique Malo, Eduardo Nicolás

Mi cuñado Jesús vino con su hermano Quique y con su amigo Eduardo, carpintero de Viana. Cuando Medo los vio llegar al aeropuerto me preguntó que qué venían a hacer aquí esos viejitos. Me reí con ganas. Nos instalaron la carpintería, repararon bombas, montaron el horno de pereruela, enseñaron a hacer pan, instalaron los nuevos generadores conectando la linea con los talleres… En fin, que no pararon y sorprendieron a todos por su capacidad de trabajo. Eso si, el vino siempre a la temperatura correcta, gracias a Quique.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s