Una historia que contar

88.share

Kamanbangbanranthan

Vivir, simplemente vivir, es una aventura apasionante. Y, como toda aventura, entraña sus riesgos. Y es precisamente por el riesgo por lo que África se convirtió en una pasión incurable. Y ni el secuestro sufrido en febrero de 1998 pudo enfriar esa pasión. Antes lo fue la Sierra Madre de Chihuahua, en México. Más tarde la Ciudad de los Niños, en Costa Rica. Luego Valladolid, y El Paso, Texas. En cada lugar dejé jirones de mi corazón, porque en todos y cada uno de ellos fui feliz a pesar de que nunca faltaron los problemas.

Al poquito de llegar a Sierra Leona, comencé a compartir las primeras impresiones con mi familia y con los amigos. Escribir se convirtió en un desahogo interior, en el café compartido con quien amas, en un sentirte acompañado y no tan solo. Un amigo convirtió esas vivencias en un blog, cuando yo ni sabía que existían, y su lectura inundó la misión de voluntarios dispuestos a vivir la misma aventura solidaria. Fueron inicios duros, pero apasionantes, porque todo estaba por hacer. Mis compañeros agustinos recoletos lo publicaron en la web con el título de  blog de un misionero en Sierra Leona, y es en él donde podéis leer los comienzos de esta apasionante aventura.

Nada hay más importante en mi vida que mi familia y mis amigos. Todo lo que soy se lo debo a ellos. Su cariño ha sido mi pan cotidiano.

Siempre da pudor presentarse uno mismo. Permitidme la osadía de hacerlo con unos versos del poeta costarricense Jorge Debravo.

Soy hombre, he nacido,
tengo piel y esperanza.
Yo exijo, por lo tanto,
que me dejen usarlas.
No soy dios: soy un hombre
(como decir un alga).
Pero exijo calor en mis raíces,
almuerzo en mis entrañas.
No pido eternidades
llenas de estrellas blancas.
Pido ternura, cena,
silencio, pan, casa…

Soy hombre, es decir,
animal con palabras.
Y exijo, por lo tanto,
que me dejen usarlas

10 Respuestas a “Una historia que contar

  1. Padre Jose Luis que el SEÑOR te proteja, te de fuerza y te bendiga siempre.En tu misión´.Día con día te recuerdo con especial cariño.Nuestros bellos momentos en ciudad de los niños. Un apretón de manos a la distancia.

  2. El programa se transmite en vivo todos los domingos a las 14:00 hrs. hora local de Guatemala

  3. Padre, gracias por acordarse de los ticos. Yo hasta ahora tengo la suerte de conocerlo, pero créame que voy a orar por ud y por todos nuestros hermanos en la fe de África. Yo he descubierto que cuando menos puedo hacer algo por mi prójimo, la oración ayuda mucho más que mis débiles fuerzas. Que Dios me lo bendiga, y que la Virgen del Carmen los proteja a todos ahí en su misión. Alajuela, Costa Rica.

  4. Seguramente que la personas de África y con las que allí están en tu entorno quisieran por un momento solo de su vida estar como cualquiera de nosotros, tener sólo un poco de lo que muchos de nosotros tenemos: salud, alimentos, etc….., pero nosotros no nos conformamos con nada , y no quisieramos ni en un momento de nuestra vida estar como están ellos. Debajo de esa piel negra, blanca o cualquier otra piel, hay un ser humano que si quisiera tener una conformidad con la vida, ellos sin nada seguro si que la tienen y ahí estan muriendo, pero como son de otra raza inferior, no pasa nada (que lamentable pensa esto). Sigue luchando con la fuerza con la que hasta ahora lo vienes haciendo ya, que entre otros ellos merecen la pena y seguro que con sus miradas te lo dicen todo, sin decir nada,

  5. Que Dios te mantenga fuerte para que sigas ayudando a todas las personas que allí, en Sierra Leona y aquí en España, aunque de manera muy diferente te necesitamos.
    Seguimos rezando por ti y por todas las personas que sufren.
    Un fuerte abrazo.

  6. El otro dia estaba hablando con una persona el cual ya llevaba varios años jubilado de su trabajo como inspector, este señor algo enfermo, dedica su tiempo a la reflexión a pasear y ordenar algunos documentos de su antiguo trabajo. En la conversación me comentaba que las personas como el estaban en el retiro de la sociedad, a lo cual yo le respondí, que uno se puede jubilar del trabajo pero no de la vida, ya que, se puede seguir siendo útil a la sociedad sin que esta te expulse, aportar conocimientos, experiencia, objetividad y saber hacer y todo ello en beneficio de los demás sin esperar nada a cambio. Tu labor no tiene una edad de jubilación y siempre eres útil en la sociedad en la que allí vives, no te apartan, si no que cada vez con mas fuerza te necesitan por la labor que haces.
    A ellos los ayudas con tus conocimientos para salir del agujero en el que están sumergidos y a nosotros con tus comentarios nos das un toque en nuestra dura sensibilidad, poca solidaridad y falta de creencia, sigue por ahí que, como las hormigas harás una gran labor a fuerza de perseverancia, esfuerzo incansable y sobre todo humildad.

  7. Tuve la suerte de conocer al padre Garayoa en Valladolid y hablar con él de Dios, no utilizó muchas palabras pero eran de un verdadero creyente del trabajo con las personas que necesitan ayuda. Ahi está siempre Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s